Si supiéramos




Si supiéramos
 las ganas que tenemos de complacer
sin que nos venga impuesto
 por herencia, por memoria, por historia.

Si supiéramos
 las ganas que tenemos de disfrutar
de la suma de todas nuestras partes
junto con todas las suyas.

Si supiéramos
 que ya no queremos luchar
contra supuestos opuestos.

Si supiéramos
que el afuera es espejo del herido,
 del reprimido,
 del disociado fragmentado desconectado,
 del no habitado, del colonizado,...........de la Herida de La Madre,
de la herida del olvido del Principio de donde Todo Nace.

Ojalá, ojalá
este y todos los momentos
son sirvan
para pararnos,
sentirnos,
y Nunca, Nunca
Resistirnos!!!!


Entradas populares de este blog

MaterNidad

La Vulnerabilidad Nacida Madre

Soy humanamente imperfecta.