Sostèn de quien sostiene.










Sus pies descalzos se agarran con fuerza a la roca,

 la MADRE sostiene a la Madre y la Madre abraza a su hija,
llorando lo que no fué suyo porque suyo Es"

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy humanamente imperfecta.

Orden del Universo

MaterNidad