Fuente




Bebe de La 
Fuente que quita la sed,
me dijo un día,
nútrete del sustento Madre, 
del Amor más grande y bello 
que sostiene y contiene toda posibilidad,
y verás,
que sacia tu ansia de llenar vacíos,
y verás
 que sacia tu parada,
para y siente,
para, siempre.

Deja de frenar el río,
de controlar el vacío,
la herida y el dolor acunados por tu amor
custodian tu don.

A donde vas si no es contigo?
A quién amas si no es a ti?




Entradas populares de este blog

Soy humanamente imperfecta.

Orden del Universo

MaterNidad