Entradas

Mostrando entradas de abril, 2018

Saciar su sed.

Imagen
No existe hostilidad suficiente para sostener fronteras, sería de idiotas no derribarlas todas.
Lo sé, venimos de una historia de dolor, de censurar el alma y los cuerpos que la habita, de corazones congelados,
de úteros reprimidos
y depresivos, temerosos hasta de nosotros mismos, todo esto y más.
Llevo días de liberación, no tengo dudas de que el Universo está conspirando a favor.
Mis ancestros también están atendiendo al permiso que me doy.
Hago preguntas y las respuestas llegan cuando llegan, no sin antes encontrarme con verdades que duelen.
Dispongo de fuego suficiente  en el Corazón para descongelar el amor  que siempre estuvo.
Entregar el cuerpo  a las circunstancias me conviene.
Vuelve la niña hambrienta de Madre, y Madre Soy yo para saciar su sed.








Nacer al Amor

Imagen
"Hay una madre olvidada de Si Misma, hay un bebé que nace al desamor, hay una herida que sustenta al personaje.
Mucho por Amar a lo que nadie se atrevió a Amarnos".

Re.editando "La frustación"

Imagen
El martes 10 de abril hizo cinco años que nació mi segunda hija, Amara, mi pequeño pedacito de Cielo.

Recuerdo como supe que estaba en Estado de Gracia, me cayó del Cielo como una lluvia de bendición

-"estas embarazada, es una niña y es tu regalo"-

Cinco años después, re.cordando ando........habitando esos momentos, y siempre, siempre, cada vuelta al sol me encuentro con algo nuevo.

Además de celebrar nuestro alumbramiento, estoy dando A Luz una frustración que me trae descanso.

Frustración porque el nacimiento de mi hija Amara no fué como me hubiese gustado, y más profundo aún, el dolor de creer que YO NO PUEDO.

Tirando del hilo hasta las aguas profundas de mi Mismo Uno, y a partir de aquí ya nada es  personal,  hemos nacido frustrados, probablemente las espectativas que traíamos al nacer, no fueron ni por asomo lo que nos hemos encontrado.

 Nacemos al Amor, siendo Amor y nos encontramos con cualquier otra cosa........no es esto frustante?

Hace un tiempo que vengo dándome …