Te voy a amar






No te voy a pedir que me devuelvas mi poder,
aquí estoy yo, para recuperarlo.
No te voy a zaradear para que te confieses culpable
y pidas perdón,
no, no!
te voy a amar
y nos voy a perdonar.

 Y mirar a los ojos.
Y en esa mirada sin retorno
donde se asoma una verdad,
recordaremos el origen.
Te voy a susurrar al oido
el cuento de una madre.
Y veras, amor,
que juntos recordaremos
lo que un día nos fue
arrebatado.


Entradas populares de este blog

Soy humanamente imperfecta.

MaterNidad

La Vulnerabilidad Nacida Madre